jueves, 22 de marzo de 2012

Previsiones de futuro

Justo al término de este curso del Instituto Cervantes me embarco en una nueva aventura. Pondré rumbo a Japón para seguir progresando en el estudio de la lengua del país nipón y al mismo tiempo empezar a labrar mi futuro profesional. Anteriormente hice el curso intensivo de ELE en la International House con la intención de ejercer como profesor de español para extranjeros en Japón. Actualmente, la realidad del ELE en Japón nos da muy pocas opciones de trabajo a los profesores y es que la demanda se decanta básicamente por el inglés. Existen multitud de academias en toda la geografía japonesa interesadas en contratar profesores de inglés, pero muy pocas que quieran hacer lo mismo con nosotros, los docentes del español. Aún así no bajo los brazos e intentaré darme a conocer en academias de la zona donde voy a vivir, Kioto, la antigua capital imperial de Japón. Al mismo tiempo, aprovechando la estancia en la universidad de Kioto tengo previsto ponerme en contacto con profesores del departamento de español, con la posibilidad de empezar a dar algunas clases semanales.

Si las cosas no van bien durante estos meses a nivel profesional mi intención es seguir formándome. Los másteres en ELE son una muy buena opción e incluso estuve mirando algunos ofertados por universidades japonesas, como el máster en ELE de la Universidad de Estudios Extranjeros de Kobe. Aún así no creo que tome esta opción ya que el presupuesto no llega para pagar la matrícula. Tengo claro que esta profesión requiere de un aprendizaje constante ya sea través de cursos específicos o con la participación en congresos jornadas etc.

Por otro lado, no dejo a un lado mi principal vocación: la de periodista. Desde siempre me ha gustado mucho escribir y durante mi corta experiencia laboral he trabajado en algunos gabinetes de comunicación, televisión, web etc. Desgraciadamente, en este contexto de crisis que vivimos trabajar de periodista se ha convertido en una utopía y es por ello que he dado un giro hacia la enseñanza del ELE. Mi verdadero sueño no es otro que trabajar de periodista en Japón pero siendo realista se trata de una utopía más.

Tengo muchos planes a meses vista y objetivos que alcanzar dentro del mundo de las lenguas extranjeras pero, conociendo mi pasado y cómo cambian las cosas de un día para otro, no soy capaz de aventurarme a pronosticar un futuro profesional a largo plazo. De momento, viajaré a Japón y durante los próximos cuatro meses procuraré tejer conexiones y contactos que me permitan empezar a introducirme dentro del mundo del ELE en Japón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada